El polígono del Serrallo y el sector cerámico marcan el desarrollo del Puerto

La puesta en marcha en 1967 de la refinería de petróleos y la consolidación del polígono del Serrallo con la planta de producción de caprolactama y, posteriormente, la central térmica, así como el espectacular desarrollo del sector cerámico, determinaron un nuevo planteamiento de la economía castellonense y óptimas perspectivas también para el puerto.

La capacidad inicial de tratamiento de la refinería era de tres millones de toneladas anuales, ampliada a cuatro millones en 1972 y a seis en 1980. Se constituyó inicialmente bajo la denominación de Esso Petróleos Españoles y obtuvo la autorización del Ministerio de Industria para construir y explotar en Castellón una refinería de petróleos, conectada con otra planta industrial para la fabricación de caprolactama. Los accionistas iniciales fueron Exxon Corporation (Esso) y el Banco Español de Crédito (Banesto), al 50% cada uno, si bien Banesto fue adquiriendo un mayor porcentaje de las acciones hasta 1974, año en que se convirtió en una empresa totalmente española y pasó a denominarse Petróleos del Mediterráneo (Petromed).

En abril de 1988 se produce la firma de un acuerdo de colaboración entre Petromed y la multinacional British Petroleum, que determinó la fundación de una compañía conjunta, al 50% por ambas partes y bajo el nombre de BPMed, para la comercialización de productos petrolíferos en España con la marca BP. En 1991 la compañía British Petroleum pasa a controlar el 92,77% de las acciones y en 1994 se constituye definitivamente la empresa con la integración de BP Oil España. El nacimiento y consolidación de la refinería, la única de la Comunidad Valenciana, marcó el desarrollo del Puerto de Castellón, que tiene en ella a su mejor cliente, aunque sin olvidar la creciente actividad industrial del sector cerámico de La Plana (Onda, l’Alcora, Vila-real…).

Muelle Serrano Lloberes, s/n -12100 Grao Castellón Tel. 964 28 11 40 - Fax 964 28 38 00
AVISO LEGAL